jueves, 31 de marzo de 2011

VIH en México








México DFdiciembre 06 de 2010. Resulta inexacto y falto de credibilidad afirmar que el número de nuevas infecciones de VIH/sida en México disminuyó de 25 mil a 10 mil casos del 2008 al 2010 (lo que representaría una reducción de 60 por ciento), como afirman el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, y el director del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida), José Antonio Izazola, en varias notas periodísticas del 27 de noviembre.
Onusida estima un rango de 8 mil 800 a 21 mil nuevas infecciones en 2009 para nuestro país en su más reciente reporte mundial, sin mencionar para nada el milagro mexicano de la drástica reducción de infecciones.
Si bien es de esperarse que tanto el potencial efecto preventivo de los tratamientos antirretrovirales como el impacto de las acciones de prevención se manifiesten a la larga en una disminución de nuevas infecciones, lo cierto es que hay un retraso de varios años en la notificación de los casos de sida y de VIH que impiden conocer las dimensiones reales de la epidemia.
Además, con la promoción masiva de las pruebas rápidas de detección lo que se esperaría es justo lo contrario: un aumento de casos positivos toda vez que de las 225 mil personas que se calcula están infectadas la mayoría desconoce su situación.
¿En qué basan sus estimaciones los funcionarios de Salud citados? Sería conveniente que lo aclararan porque de otro modo las cifras manejadas a la ligera y sin sustento solo crean confusión y desconfianza en los dichos y las acciones de las propias autoridades de Salud.
*Editorial publicado en el número 173 del Suplemento Letra S del periódico La Jornada el jueves 2 de diciembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario